jueves, 1 de mayo de 2014

Feliz dia de las "Malasmadres"!!

Erase una vez que se era una jovencita inocente, apasionada y llena de certezas que había crecido con una amantísima madre, una madre perfecta (ama de su casa, sastre, cocinera, profesor, médico, enfermera y sobre todo mamá) y aparentemente feliz que no cesaba decirle "hija, lábrate un futuro, estudia, se independiente y ten tus propios ingresos, no dependas de nadie".
 
 
Esta jovencita era buena estudiante y estaba acostumbrada al reconocimiento "fácil" del buen estudiante, estudias ergo tienes buenas notas, simple, fácil, binario, eficaz. Nuestra jovencita crecía así con la seguridad de que todo trabajo tiene su recompensa, das luego recibirás, haces luego se te reconocerá y así hasta el infinito. Creía firmemente en la igualdad de oportunidades y sobre todo en la igualdad entre sexos ¿No esta reflejado en la constitución que todos somos iguales? ¿No es un principio constitucional? Sí, esta jovencita también creía en el ordenamiento jurídico, en la Ley. 

En la universidad una profesora le pidió que realizase un trabajo sobre la discriminación sexual. Ella harto decidida se documentó sobre los países del llamado Tercer Mundo y acumuló muchos datos y estadísticas  desesperantes para las mujeres de cualquier "Mundo". Con este "resultado" la joven fue a ver la profesora que le dijo " ¿Por qué no has incluido Europa, EEUU, el "Primer Mundo"? Aquí a la estudiante se le quedo (todavía más) cara de ella. ¿Mande?

Y la estudiante se documentó y lo que descubrió ( 25% de sueldo menos que los hombres a puesto de trabajo idéntico, despidos por bajas maternales, acoso, contratos precarios, horarios imposibles y lo peor, mujeres a las que se les pide que se esterilicen para poder acceder a altos cargos directivos) cambió su visión del mundo y de su vida futura para siempre.

Pero cuando una persona es optimista ( y un poco inconsciente) siempre piensa que a ella no le va a tocar. Nuestra jovencita esperaba "pasar entre las balas".

Entonces esta joven se puso a trabajar y descubrió que si bien en los puestos "junior" las condiciones de trabajo y las oportunidades eras similares (todos era esclavos por igual) a los puestos "sénior" solo accedían los hombres. A partir de ciertas edades las mujeres se estancaban o desaparecían del mundo laboral.  Para explicar este fenómenos el Jefe (en general cualquier Jefe y por desgracia, eso incluye también a las Jefas) siempre tiene una explicación "tranquilizadora": "No, es que dejan de trabajar porque quieren quedarse en sus casas, no promocionan porque no quieren asumir mas responsabilidades, imagínese con (aquí introduzca el numero de hijos) no pueden con más, lo piden ellas". Oye y la jovencita casi casi se lo creyó (y digo casi ¿eh?)
 
Y un día le llego el turno de ser madre a  la jovencita (ya cada vez menos jovencita) ahora es ella la que tiene que tener un embarazo pleno y lleno de emociones positivas (eso dicen en los manuales sobre el embarazo que la jovencita leyó y releyó intentando encontrar una analogía entre lo que ella sentía y vivía y lo allí escrito por eminentes personas), es la que tiene que ser amantísima madre y darlo todo sin esperar nada. Y ella lo hace porque a su hijo le quiere más que a su vida pero se encuentra desubicada en este papel de mamá a tiempo completo, a veces se aburre, le gustaría hablar con personas adultas, salir y esto le hace sentir mal, se siente rara, sola y aislada.
 
Poco a poco y con tesón, la joven madre se adapta, encuentra su lugar, establece nuevas rutinas de vida, vamos que le coge el tranquilo a la situación y entonces, entonces cuando todo iba encaminado, tiene que volver al trabajo.
Y esta situación la llena de tristeza y de culpabilidad (porque una parte de si misma se alegra de recuperar su vida de antaño) y hace de tripas corazón.
 
A la vuelta al trabajo, la jovencita se da cuenta de que aunque ha sido una empleada "modelo" (sin horario y sin calendario) durante muchos años eso no cuenta, aunque se haya dejado la piel, haya trabajado de más (y con alegría) eso ya no vale porque "oh, pecado mortal" ahora se ha convertido en MADRE.
Y ese no es mas que el primero de sus descubrimientos, descubre rápidamente que su puesto como existía antes de semejante atrevimiento ya no existe y que el trabajo que le encomiendan es aburrido y sin interés. Descubre que como ya no sonríe tanto como antes, ya no tiene tanta motivación, esta en la diana para un despido (y claro, la jovencita nunca escondió que quería tener mas de un hijo) y que su jefe ha llamado a todos sus interlocutores directos e indirectos para encontrar "carnaza" para un despido por falta (lo que no consigue porque la jovencita es una profesional) y entonces sí, su mundo se hunde, muy abajo, muy abajo, sus certezas desaparecen y se siente sola y expoliada.
 
Se oye un gran BOUM, o sea el ruido combinado de su corazón roto y de la "leche" que se mete.
 
Y con este panorama laboral, la joven madre empieza su andadura de madre "conciliante". Y aunque intenta llegar a todo y pone todo su empeño no lo consigue, allí están, sin falta, las voces de los que se lo recordarán sin descanso:
 
+"¡qué tarde llega usted a trabajar!"
-" es que mi hijo empieza la guarde a las 8:30"
+"eso es problema de usted"
 
"este niño esta muy delgado, ya come suficiente?"
 
"por Dios, esto no son uñas, son garras, a ver si encuentras un momento para cortárselas"
 
"esta ropa, tan, tan, tan ....de estar por casa, le vas a poner ?"
 
"vaya pelos que tienes"
 
"¿Qué la reunión a las 18:30 no le viene bien ? Ah, pues no tengo otra hora libre"
 
"¿otra vez al médico? Hay que ver, antes los niños estaban menos enfermos (entiéndase, usted no sabe cuidarlos)
 
"¿reducción de jornada? Si, por ley le corresponde. Pero, consejo de amigo,, los que tienen reducción son los que se van primero a la calle"
 
Y así hasta el infinito.
 
Y la madre "conciliante" se siente a menudo entre mal y muy mal. Piensa que el problema lo tiene ella porque a su alrededor todas las demás madres parecen no tener problemas, llegar a todo, ellas sí que lo hacen bien.
 
Y poco a poco las amigas, hermanas y primas de la joven madre tiene hijos y entonces descubre que la maternidad "de rosa" no existe, que ellas también tienen problemas para llegar a todo, llega el momento liberador de las confidencias, de las personas con las que tiene suficiente confianza para decirle que van de culo y sin frenos. Y se le abren los ojos. Y hace balance y decide la vida que quiere para sus hijos, para su familia, su vida no será perfecta pero será la mejor posible y sonríe y respira y hasta decide repetir la experiencia y tener otro hijo.
 
Y algunos años después encuentra, por casualidad, un grupo de "jóvenes madres conciliantes" que se han puesto el desmerecido nombre de "malasmadres" y escucha y se reconoce en ellas y piensa cuanto bien le hubiese hecho encontrarlas antes, cuando fue madre por primera vez, cuando no "sabía", cuando estaba llena de dudas sobre su capacidad para ser madre, sobre sus sentimientos encontrados.
 
Y se unió a ellas y lo disfrutó muchísimo, rió, habló, compartió y se sintió feliz, libre, liviana, mejor.
 
Hoy esta locuela viene a decir GRACIAS de corazón a  las fundadoras y artífices  del club, Laura y Veronika ( organizadoras, estilistas, diseñadoras, informáticas, negociadoras y un largo etc.) y a todas las "apañeras" malasmadres.
 
Me quito el sombrero y os digo "Chapeau bas"!!
 
Nos vemos en #LaParty del año!!!
 
 
 
 
 
 

18 comentarios:

  1. Muchas felicidades!
    La verdad es que lo que cuentas es una triste realidad... menos mal que contramos con las malasmadres para sabernos reír y tomar las cosas con filosofía
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias !! Si mejor reir y aprender a ser mas felices aunque no se fácil !

      Eliminar
  2. lindo, laura!!! un final feliz sin duda!!! ^____^

    (y un paseo por la capi, que ya toca xDDD)

    :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tu si que eres linda !!
      Qué ganas ya !!

      Eliminar
  3. Gracias por escribir un post reflejando la realidad de muchas madres, y también por entender que debemos cambiar, y que somos muchas para hacerlo. Ahora a volar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que hacer la secuela de este post porque mi segunda baja de maternidad fue muy bien, es la otra cara de la moneda. Esta realidad es muy fea y a nosotros nos incumbe cambiarla, por suerte, nuestro maridos y compañeros estan con nosotras, nos apoyan. Y sí, a volar. Al final vi el video, la frase final es un broche de oro y tu cara y sonrisa no tienen precio.

      Eliminar
  4. Aiiiii qué grandíssssimo post!

    Gracias por sumarte guapa.

    Un besote enorme desde Deutschland* y nos vemos en #LAPARTY!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ti, a ti por organizarlo todo !!!

      Nos vemos pronto!!

      Eliminar
  5. En Francia también? Yo pensaba que algo más avanzados en temas de conciliación estarían, pero veo que al final la situación es igual en gran parte de Europa. Me padece que sólo se salvan los países nórdicos, que alguien me corrija si me equivoco. Es la gran asignatura pendiente de tantos países.. Espero que tanto tu pelirouge como mis mellis encuentren otro panorama cuando ellas accedan al mundo laboral, que esto avance de una vez, que los gobiernos tomen conciencia y obliguen a las empresas a cambiar de política (está por ver si de mentalidad). No estamos pidiendo un favor, nuestros hijos pagarán sus pensiones, son el futuro de la sociedad.
    Por cierto, Laura, enhorabuena por tu blog! Espero verte en la PARTY.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil !!
      Si, yo tambien espero que esto cambie para nuestras hijas, porque lo que yo vivi en primera persona me seria dificilisimo verselo vivir a mi hija. Me entraria una furia que no sé si no habria "jeficidio" !!
      Si, son los gobiernos y las empresas las que deben cambiar, algunas tienen una mentalidad manida y obsoleta, creen fomentar la productividad y no se dan cuenta de que una persona feliz, con una vida familiar equilibrada es mucho mas productiva, tienen las miras muy, muy cortas

      Eliminar
  6. Ufff, es tan triste y tan verdad lo que cuentas. Por eso, porque la vida ya es suficientemente difícil e injusta, lo que tenemos que hacer las #malasmadres (que en realidad somos #buenasmadres sinceras que reconocemos y nos reímos de nuestros errores) es apoyarnos unas a otras, decirnos que eso nos pasa a todas, que el mito de la madre-mujer-amante-hermana-hija-amiga-trabajadora perfecta no existe, que es eso, sólo un mito, y reirnos de nosotras mismas.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el apoyo es esencial. Antes las madres estaban (creo yo) menos solas, mas rodeadad de familia o las vecinas que asesoraban y ayudaban. Ahora nos veo mas solas. El apoyo aunque sea "no presencial" es muy importante para capear las pequeñas crisis y que ne se conviertan en problemas

      Hasta prontisimo !!

      Eliminar
  7. menos mal que hemos tenido un final bonito :)
    nos vemos en la party, compañera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y como he respondido antes. He tenido una experiencia de baja maternam muy positiva, completamente diferente de la primera y escribiré un post para contarlo también aunque sea por justicia.

      Eliminar
  8. Ains, que llego un poco tarde!! Bueno, pues primero gracias por la felicitacion, jajaja, me incluyo en el bote! La verdad es que te ha quedado un texto estupendo! Es un tema TAN dificil... mi opinion va variando segun pasan los años y en estos momentos soy de la opinion de que se deberian favorecer mas los trabajos a tiempo parcial (correctamente remunerados!) tanto para mujeres como para hombres!!! Por un lado, habria creacion de empleo para completar todas las horas. Ademas, todos tenemos derecho a disfrutar de una vida privada plena!! Creo que a muchos padres les encantaria poder ocuparse un poco mas de sus hijos, de su hogar... En fin, que yo no quiero que me traten como a un hombre, lo que estaria bien es que tanto hombres como mujeres luchasemos unidos para tener una calidad de vida mejor y ocuparnos de nuestras familias!!! Besos hermosa, deseando estoy de verte en Madrid!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy tan de acuerdo contingo, si me puisieras un horario de 8 a 3 seria la mujer mas feliz del mundo y mis hijos también. Te diré que mi marido piensa exactamente lo mismo, se cogeria un tiempo parcial sin pestañear. Si estoy de acuerdo contingo en que se crearia mucho empleo y que va en el buen sentido pero, porque siempre hay un pero, podriamos vivir con dos sueldos parciales?; pagar la casa? los gastos? No lo tengo tan claro.
      Igual me he explicado mal en el post pero lo que cuento no es para mi un porblema de lucha hombre-mujer sino un problema de la manera en que se trata la maternidad y la paternidad en el mundo del trabajo; el problema no son los hombre, son las empresas y los gobiernos, que dicen defender la igualdad entre sexos (en Francia han creado hasta un Ministerio ) pero que no hacen nada para aplicar las leyer que existen, es todo teoria y buenrollismo. Pienso que nuestros maridos y compañeros piensan como nosotras, a mi marido lo siento completamente de acuerdo con la necesidad de conciliación de la familias, creo que una buena parte de sus congeneres también lo esta, eso ya es un cambio favorable en si.

      Ahora ese cambio tiene que llegar a las instituciones (gobierno y empresas) y esa es la parte dificil.

      Mira, la semana pasada estaba en una reunión con una directorA de marketing, le decia yo que su equipo cambiaba bastante y que habia que darles formación y cursillos regularmente para que esten al dia. Me dice "si, estoy mas harta, todas esas mujeres, con todas esas bajas de maternidad, a ver si paran ya!".Hace 4 años la que estaba de baja de maternidad era ella. Y me entró un furor, pero un furor que le tuve que responder " bueno, claro, es que tu contratas a chicas jovenes (para pagarlas menos sueldo porque chicas y jovenes) entonces ya sabes lo que hay, es la contrapartida" y me fui con un cabreo impresionante. Le hubiese dado dos tortas. El jurista que trabaja conmmigo que es también junior (tiene 24 años, es un bebé jurista) me dice "Laura, se te ha cambiado la cara cuando ha dicho eso", el mismo me dice que es hombre pero que esos comentarios le estomagan. Las generaciones futuros llegan con otros valores y eso me da esperanza.

      Nos vemos pronto !!

      Eliminar
  9. oh!!!!!!!!!!!!! se ha comido mi comentario!!!!!!!!!!!!!!!! :-(

    ResponderEliminar
  10. En fin, que te decia que gracias por la parte que me toca ;-) jajaja, me uno al bote! Es un tema complicado y mi opinion va evolucionando con el paso de los años. En este punto, yo de lo que estoy a favor es de una mayor generalizacion de los trabajos a tiempo parcial (correctamente remunerado), tanto para mujeres como para hombres!! Por un lado, se crearian puestos de trabajo (para cubrir el tiempo completo, que incluso se podria extender), y por otro lado, todos, tanto mujeres como hombres, tenemos derecho a una vida privada plena y satisfactoria!! Estoy segura de que, si no fuera por el momento tan dificil e incluso mal visto, muchisimos padres disfrutarian enormemente de ocuparse mas de sus hijos y tener mas tiempo disponible para la familia, el hogar... Asi que en vez de convertir esto en una guerra de sexos, lo que deberiamos hacer es unirnos y luchar juntos por una mejor calidad de vida para todos!!!! :-) Besos y hasta Madrid!!! :-)

    ResponderEliminar